Faqs

Formación Subvencionada

La formación subvencionada es un sistema de colaboración entre los Servicios Públicos de Empleo y entidades debidamente aprobadas para ofrecer cursos que contribuyan al desarrollo de las habilidades profesionales de la población.

Mientras que los Servicios Públicos de Empleo proporcionan el financiamiento necesario para la realización de los cursos, las entidades autorizadas asumen la responsabilidad de la planificación, gestión y ejecución de los programas formativos, con el objetivo de brindar acceso a la formación a la mayor cantidad de personas posible.

Gracias a esta modalidad de colaboración, la sociedad puede beneficiarse de una amplia variedad de cursos de manera conveniente y sin costo alguno. Estos cursos ofrecen la oportunidad de mejorar la empleabilidad y avanzar en la trayectoria profesional de forma completamente gratuita.

¿Son gratis los cursos?

Es importante destacar que los cursos no tienen ningún costo para los alumnos, ya que están financiados por los Servicios Públicos de Empleo, como el SEPE, o por las autoridades de la Comunidad Autónoma correspondiente. En algunos casos, también puede haber financiamiento proporcionado por organismos europeos.

Estas entidades asumen la responsabilidad de cubrir todos los gastos relacionados con la realización de los cursos. Esto incluye la financiación de los materiales didácticos, la remuneración de los instructores, la infraestructura necesaria y otros costos asociados. Su objetivo es permitir que la sociedad acceda a una formación de alta calidad sin que los alumnos tengan que pagar por ello.

Esta iniciativa de financiamiento público de la formación tiene como propósito fomentar el desarrollo de habilidades y la empleabilidad de las personas, facilitando el acceso a oportunidades educativas valiosas para el crecimiento personal y profesional. Por lo tanto, los cursos subvencionados representan una oportunidad importante para el aprendizaje y el avance en la carrera sin generar costos adicionales para los beneficiarios.

Requisitos de acceso

Los requisitos de acceso para poder realizar un curso pueden variar según el tipo de curso y el grupo al que esté dirigido. Aquí se resumen los principales requisitos:

Cursos para trabajadores en activo:Por lo general, debes estar empleado en un sector específico al que se dirige la formación. Sin embargo, también existen cursos transversales a los que pueden acceder trabajadores de diversos sectores.

Cursos para desempleados: Debes estar registrado como demandante de empleo en una oficina de empleo para poder acceder a estos cursos.

Cursos de garantía juvenil: Los requisitos principales son estar desempleado y tener menos de 30 años de edad.

Cursos con preferencia para colectivos vulnerables:Algunos cursos pueden otorgar prioridad a ciertos grupos, como mayores de 45 años, mujeres, desempleados de larga duración, personas con discapacidad, entre otros.

Información para la inscripción

Es importante comprender que la solicitud de ciertos datos, como el D.N.I. y otros documentos específicos, en el proceso de inscripción en un curso tiene como propósito verificar que los participantes cumplen con los requisitos necesarios para acceder a la formación. Esto es parte del procedimiento estándar para garantizar la transparencia y la elegibilidad de los beneficiarios de cursos subvencionados.

ciertos datos son necesarios para poder llevar a cabo la inscripción.

Solicitaremo el D.N.I pero también necesitaremos otro tipo de documentos como la cabecera de tu última nómina (en el caso de cursos para trabajadores), el certificado de demanda de empleo (en el caso de desempleados) o un Anexo que te facilitaremos en .pdf una vez hayamos completados todos el resto de pasos del registro.

Estos datos son solicitados por las entidades que financian los cursos para justificar que la persona que se inscribe cumple con los requisitos exigidos.

¿Cuantos cursos puedo inscribirme?

La cantidad de cursos que puedes completar en cursos subvencionados está sujeta a ciertas limitaciones que se establecen para asegurar un acceso equitativo a la formación. En el contexto de la teleformación o cursos en línea, este límite se basa principalmente en el número máximo de horas que puedes dedicar a la formación. La cantidad de cursos que podrás realizar dependerá de la duración de los cursos que elijas; cursos más cortos te permitirán realizar más formaciones en un período determinado.

 

En cuanto a la formación presencial, se aplica una restricción adicional. No se te permitirá participar simultáneamente en dos cursos presenciales si la suma de las horas de formación diarias de ambos cursos supera las 8 horas. Esto se implementa para garantizar que los participantes tengan tiempo suficiente para asimilar el contenido y participar plenamente en cada curso.

 

Estas limitaciones se establecen con la intención de asegurar que la formación esté disponible para el mayor número posible de personas y que se utilicen los recursos de manera eficiente. Es importante tener en cuenta estas restricciones al planificar tu participación en cursos subvencionados y seleccionar las opciones que mejor se adapten a tus necesidades y horarios.

Inscripción en Cursos para Personas en ERTE, ERE o Autónomos

 

La participación en nuestros cursos está abierta a personas en diversas situaciones laborales. Todo lo que tienes que hacer es completar la inscripción o enviarnos un formulario para solicitar más información sobre el curso de tu interés. Nos pondremos en contacto contigo para verificar si cumples con los requisitos y para ayudarte en el proceso de inscripción. Estamos aquí para brindarte la oportunidad de acceder a la formación que necesitas, independientemente de tu situación laboral.

Formación para empresas

Formación Bonificada

La formación bonificada se refiere a aquella capacitación que una empresa puede financiar utilizando el crédito proporcionado por la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE). Todas las empresas disponen de un crédito asignado para la formación, el cual se calcula en función de su tamaño de plantilla y nivel de actividad.

 

Para acceder a este crédito, las empresas deben cumplir con ciertos requisitos fundamentales, que incluyen:

 

  1. Cumplimiento de obligaciones fiscales y de seguridad social: Las empresas deben estar al corriente de sus obligaciones de pago ante la Agencia Tributaria y la Seguridad Social. Esto garantiza un buen historial de cumplimiento de sus responsabilidades financieras y legales.

 

  1. Abono previo de facturas: Las empresas deben pagar el importe de las facturas de formación antes de solicitar la bonificación. Una vez finalizada la formación, la empresa recibe un reembolso por el valor de la bonificación otorgada.

 

  1. Mantenimiento de documentación justificativa:Es esencial que las empresas conserven la documentación que respalda la formación que ha sido bonificada, ya que podría ser solicitada en auditorías o inspecciones.

 

  1. Proporcionar datos y documentación requerida: Las empresas deben suministrar a FUNDAE los datos y documentos necesarios para que la formación sea bonificada. En algunos casos, las empresas pueden optar por contar con la asistencia de una entidad especializada en formación para gestionar estos trámites, nosotros te podemos ayudar.

 

La formación bonificada es una forma valiosa de invertir en el desarrollo de los empleados y mejorar su capacitación, aprovechando los recursos disponibles a través de FUNDAE.

Ventajas formación bonificada

La formación bonificada ofrece ventajas significativas para tu empresa. En primer lugar, te permite reducir los costos de formación, ya que gran parte de los gastos son cubiertos por el crédito de FUNDAE. Además, al invertir en la capacitación de tu personal, mejorarás la productividad y la eficiencia en el trabajo, ya que los empleados estarán mejor preparados para sus responsabilidades. La formación continua también te permite mantener a tu empresa actualizada en áreas importantes, como la digitalización y las nuevas tecnologías, lo que puede ser esencial para mantener la competitividad en el mercado. Finalmente, la formación bonificada te brinda la oportunidad de desarrollar el talento interno y promover a empleados comprometidos y bien capacitados, lo que puede tener un impacto positivo en la retención de personal y en el crecimiento de tu empresa.

¿No encuentras tu respuesta?

Envíanos tus dudas y te contestaremos lo antes posible: